Cómo mantener tu auto usado en buenas condiciones

 

El elixir de la juventud tampoco existe para los autos. El tiempo pasa y nuestro vehículo empieza a necesitar de ciertos cuidados para conservarse en las mejores condiciones posibles. La buena noticia es que teniendo en cuenta algunos consejos, puedes anticiparte a desgastes o daños severos.

 

¿Por qué es importante cuidar a un auto como lo hacemos con nuestro cuerpo o nuestra casa? Es simple: evitarás generar gastos en reparaciones, alargarás su vida útil, será menos contaminante, funcionará de manera segura y confiable, y podrás venderlo a un mejor precio cuando quieras cambiarlo.

A continuación te dejamos algunos consejos para verificar que tu auto usado esté en óptimas condiciones:

 

MOTOR

En principio es importante ir al corazón del auto. ¿Tiene todos los fluidos necesarios en su nivel y condición óptimos? Hay que revisarlos de manera constante ya que deben cumplir con diferentes funciones del vehículo: anticongelante, frenos, transmisión, dirección hidráulica y limpiaparabrisas.

Además, el cambio de aceite es fundamental para que el motor funcione perfecto. Hay que hacerlo cada 8 mil, 10 mil o 15 mil kilómetros, dependiendo el modelo de tu auto.

La revisión de los filtros es otro de los controles periódicos que hay que hacerle al coche. Se trata de los filtros de aire, aceite y combustible. Es necesario cambiarlos cada cierto tiempo, dependiendo los kilómetros según cada modelo.

Otra de las comprobaciones que hay que hacer es la de la conexión para la batería que puede desgastarse o sulfatarse, lo que dificulta el flujo de la corriente eléctrica a través del sistema del automóvil. Por lo general, ésta dura entre 3 y 5 años, dependiendo el uso que se le da al auto.

Por último, en esta parte del vehículo hay que revisar el estado de las correas (que no presenten signos de desgaste por ejemplo), el de las mangueras (que no estén agrietadas ni pierdan líquido), el de las bujías (hay que reemplazarlas cada cierta cantidad de kilómetros especificada en el manual del vehículo) y la limpieza del radiador.

Resulta fundamental para la “salud” del motor, que se use correctamente la caja de cambios. ¿Por qué? Porque regula las revoluciones a las que va el mismo. Revisa de forma anual la transmisión para evitar próximos problemas.

 

FRENOS Y DIRECCIÓN

Tanto las pastillas como el líquido de frenos tienen que cambiarse cada cierto tiempo. El plazo depende de diferentes variables: por ejemplo el material con el que están hechas.  

Con respecto a la dirección, hay que estar atentos al volante y a los ejes. ¿Cómo darse cuenta que hay un problema? Cuando los neumáticos presentan desgaste en alguno de sus lados, o cuando el vehículo se desvía en alguna de las direcciones. Será necesario llevarlo a revisión, y en caso de que necesite, una alineación junto a cambio de neumáticos.

 

SUSPENSIÓN Y NEUMÁTICOS

La suspensión es la encargada de regular la altura del auto y de que no se estropee cuando manejes por terrenos con pozos u obstáculos. ¿Cómo lograr que permanezca en buen estado? Simplemente conoce tu coche y manéjalo en caminos adecuados para él. Te darás cuenta que hay algún problema con los amortiguadores cuando el auto haga ciertos ruidos extraños y sientas que va despegado del asfalto, entre otros signos.

Las ruedas tienen un plazo de vida útil: la recomendación es cambiarlas cada 5000 kilómetros o menos. ¿Cómo evitar su desgaste? Ve por caminos adecuados, revisa la presión de los neumáticos cada cierto tiempo, y agregale aire cuando lo necesite. 

 

POR DENTRO Y POR FUERA

Ya sabemos que todo lo que brilla necesariamente no es oro. Por eso no sólo basta con tener la pintura impecable de tu auto (teniendo algunos cuidados sobre todo de limpieza periódica y de guardado bajo techo), sino que también debes mantener en condiciones los limpiaparabrisas (cambiándolos si estos están rotos) y las luces que funcionen correctamente. 

Repara lo antes posible arañazos y golpes que pueda haber causado algún roce, mantén limpio el interior y disfruta de ir en un vehículo del que puedas presumir.

 

Si quieres saber si tu auto está en buenas condiciones para venderlo, agenda una inspección técnica con nosotros completando el formulario de tasación gratuita en nuestra web.

Aquí te adjuntamos una tabla para que organices las revisiones de tu auto según corresponde:

Tabla de revisiones